Albelda, la Festa y el agua

Escrito por el 27/01/2020

Último domingo de enero y la tradición de treinta y tres años manda. Y ni el agua inapreciable (sirimiri) pudo con el evento. Cierto es que la noche anterior la lluvia fue protagonista y la mañana despertó gris, pero la fuerza de tres décadas, de una organización ejemplar y de una cita autosuficiente venció las contigencias climatológicas. Esa fue la lectura mayor de la edición última de la Festa del Tossino albeldense. Su poder de convocatoria es capaz de soslayar el mal tiempo, cuando cualquier otro acto se vería muy mermado por las inclemencias del cielo.

La mañana fue creciendo en ese ir y venir clásico de público. Las parrillas, poco a poco, fueron elevando el tono y rendimiento, mientras los voluntarios atendían las demandas del filete de cerdo, la rebanada de pan y el botijo de vino. A las diez y media llegaba, puntual, la comitiva mondonguera a la plaza Mayor. Allí se iniciaba el preparado y posterior despiece del animal, sacrificado con anterioridad. El rondo de público animaba la tarea, al tiempo que el compañero Diego Ballesteros relataba el proceso con la ayuda de Joaquín Iglesias, matarife oficial de la Festa, y de Pedro Gracia, presidente de Lo Magré. La temperatura se iba elevando, al igual que La Rambla, las paradas y, en general, el pueblo y su Festa del Tossino. La Peña Lo Magré y el Ayuntamiento de Albelda salieron muy airosos de otra organización y van treinta y tres. Entre los invitados, no faltó la familia Pini, en la imagen con la alcaldesa María Ángeles Roca y el presidente de Lo Magré, Pedro Gracia; Litera Meat donó los 1.000 kilos de cerdo que se repartieron en la edición del presente año.



Continuar leyendo

Sonando ahora

Title

Artist